Organización y Gestión de los Hogares MD

Ø Nuestros Centros están dotados de una organización y estructura de gestión que permiten responder a las necesidades del niño o adolescente, así como la consecución de los objetivos propuestos

Ø Concebimos nuestro Equipo Educativo como algo en construcción que debe vivir unido y de forma responsable la gran tarea de formar para la vida en la cotidianidad

Ø Nuestro Equipo Educativo opta por un sistema de participación responsable que mire al bien de todos y que esté inspirado en el “Carácter propio” del Centro y en los criterios de corresponsabilidad, subsidiaridad y representatividad.

LA ENTIDAD TITULAR

Ø  La Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña, como Institución Titular, es la responsable del establecimiento y continuidad del tipo de atención que se imparte en nuestros Centros, así como de los criterios de actuación que garantizan la formación integral.

Ø  El conjunto de estos principios y criterios de actuación constituyen el “Carácter Propio” ó “Ideario” del Centro, que inspira y da coherencia al Proyecto Educativo y al Reglamento de Régimen Interno

Para llevar a cabo su misión la Entidad Titular

·      Asegura la participación de los profesionales necesarios para desarrollar el programa de atención residencial que ofrece

·      Delega funciones y estimula el ejercicio de las diversas responsabilidades asignadas a los órganos de gobierno

·      Vela por la cohesión entre los miembros del equipo educativo y por la coherencia y calidad de la formación

RECURSOS HUMANOS

     La calidad de la Atención Residencial depende, en gran parte, de la calidad y competencia del personal que lo sustenta. La Entidad titular velará porque los recursos humanos dedicados a la Atención Residencial sean gestionados de acuerdo con adecuados criterios de calidad.

     El personal deberá tener la cualificación técnica apropiada al desempeño de sus funciones.

     La Entidad titular deberá asegurar la participación de los profesionales necesarios para desarrollar el programa de Atención Residencial que ofrece.

ORGANIZACIÓN DEL PERSONAL

     La organización del personal se realizará de manera que se optimice el trabajo de los diferentes profesionales, al tiempo que se garantice una adecuada atención a los niños/as, adolescentes y sus familias.
GESTIÓN DEL PERSONAL

     La estabilidad del personal es una de las condiciones  básicas para generar en los niños/as los sentimientos de seguridad que necesitan

     Es conveniente que el personal educador sea mixto, con el fin de proporcionar al niño/a o adolescente modelos de ambos sexos

     Apostamos por una estructura organizativa jerárquica con pocos  niveles intermedios para evitar que se dificulte la comunicación y se reduzca la asunción de la propia responsabilidad

     Debe existir un reparto y clarificación de funciones, de tareas y responsabilidades entre los diferentes profesionales

     Se debe establecer, igualmente, el grado y los espacios de participación de los profesionales en la gestión y organización del Centro.

     La interdisciplinariedad, la metodología del trabajo en equipo y la coordinación son aspectos estrechamente relacionados entre sí. El equipo de Atención Residencial deberá estar integrado  por todos los profesionales que trabajan con los mismos niños/as y sus familias
LOS EDUCADORES

Ø  El objetivo principal de su trabajo es proporcionar al niño/a  todos los medios necesarios que garanticen su educación integral

Ø  Los educadores de nuestros Centros constituyen un estamento fundamental de la Comunidad Educativa. Con ellos deseamos compartir nuestra misión educativa, no solo en el respeto mutuo, sino también en una profunda comunión de intenciones y actitudes.

Ø  Concedemos una importancia primordial a la formación permanente de los educadores, como profesionales de la educación.

Ø  En la selección de los educadores del Centro tendremos en cuenta el “Carácter Propio” que en este documento se define. Este “Carácter Propio” deberá ser conocido y aceptado por todos los educadores.
TRABAJADOR/A SOCIAL

Ø  Es el/la profesional que, dependiendo de la Dirección, asume como objetivo general trabajar para que el Centro sea un recurso temporal en la integración del  niño/a en el entorno social que le es apropiado

PERSONAL DE SERVICIO Y MANTENIMIENTO

Ø  Son las personas que dependiendo de la Dirección del Centro, realizan una serie de servicios necesarios para el funcionamiento del mismo.
      Todas ellas, conscientes de que forman parte de la comunidad educativa, deberán adoptar un comportamiento ejemplar para el niño/a y constituir con su presencia y con su intervención un elemento reforzador del proceso educativo

NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES

Ø  Los niños/as y adolescentes acogidos en el Centro constituyen la razón de ser del mismo y todo está en función de su formación integral.
Ø  en nuestra actividad educativa partimos de que el niño/a es el sujeto de su propia formación; por tanto asume su proceso educativo individual (PEI).
Ø  Las responsabilidades asumidas por los niños/as y adolescentes, así como su participación en la vida del Centro, serán proporcionadas a las exigencias propias de su edad y capacidad.
Ø  En la medida de nuestras posibilidades procuraremos seguir atendiendo a los antiguos residentes y mantener con ellos/as una estrecha vinculación.

CONCLUSIÓN

     A lo largo de los diversos apartados de este documento hemos intentado trazar los rasgos más importantes que definen a nuestros Centros Residenciales de atención a la Infancia y Adolescencia, el tipo de formación integral que ofrecemos y algunos aspectos de organización y gestión.

     Somos conscientes de que apuntamos al ideal que pretendemos alcanzar. De este modo creemos que nuestro “Carácter Propio” podrá servir de reflexión e inspiración a la labor de todos los estamentos de la comunidad Educativa.

     Este documento sirve de referencia obligada  para la elaboración y evaluación de los Proyectos Educativos y Reglamentos de Régimen Interior de los Centros de España e Italia de la Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña.

Comentarios